Chakras: Siete centros de energía que componen nuestra consciencia y nuestro sistema nervioso.


Los chakras o centros de energía, funcionan como bombas o válvulas que regulan el flujo de energía a través de nuestro sistema energético. Su tarea es la recepción, acumulación, trasformación y distribución del Prana (Energía Vital).

El funcionamiento de los chakras refleja las decisiones que tomamos al reaccionar ante las circunstancias de nuestra vida. Abrimos y cerramos estas válvulas cuando decidimos qué pensar y qué sentir.

Interaccionan con el cuerpo físico a través de dos vehículos principales: EL SISTEMA ENDOCRINO Y EL SISTEMA NERVIOSO. Cada uno de los siete chakras está asociado a una de las siete glándulas endocrinas.

Todos tus sentidos, todas tus percepciones, todos tus posibles estados de conciencia, cualquier cosa que puedas experimentar, puede dividirse en siete categorías. Cada categoría puede asociarse a un chakra en concreto. Así pues, los chakras no solo representan partes concretas de tu cuerpo físico, sino también zonas concretas de tu conciencia.

Cuando sientes tensión en tu conciencia, lo sientes en el chakra asociado a esa parte de la conciencia y a su vez, en las zonas del cuerpo físico, que están relacionadas con ese chakra.

Entender los chakras permite entender la relación entre nuestra conciencia y nuestro cuerpo y de este modo, nos permite ver nuestro cuerpo como un mapa de nuestra conciencia. Nos aporta una mejor comprensión de nosotros mismos y de todo lo que nos rodea.

“Existen los 7 chakras principales y secundarios a lo largo de los meridianos que cubren todo el cuerpo”

FUENTE