Argentina – Recibió un disparo pero murió en una clínica con diagnóstico de coronavirus


José Ruiz habría intentado quitarse la vida en su casa de Laguna Blanca. Sobrevivió, fue trasladado a Bariloche y murió. Luego se lo diagnosticó con COVID-19 y se suspendió la investigación. Ahora su familia reclama respuestas.

José Ruiz (89) era un poblador de Laguna Blanca, un paraje de la Línea Sur, que habría intentado quitarse la vida pero que murió en una clínica y con un diagnóstico positivo de COVID-19. El hombre vivía en absoluta soledad y solo era asistido por sus sobrinos, oriundos de Bariloche y General Roca.

La última visita la recibió el 7 de junio. José tenía un disparo y, según se presupone, habría sido por una decisión personal. Pero su historia no terminó allí sino que sobrevivió a la herida, fue trasladado a Bariloche y el diagnóstico de coronavirus suspendió la investigación judicial.

Lorena Madrid (audio) es una de las sobrinas. Ella vive junto a su familia en el Alto Valle. En diálogo con Noticiero Seis contó que les avisaron que José tenía una herida de bala y que se encontraba internado en el Hospital Privado Regional (HPR).

ras su llegada a Bariloche se encontró con la notificación del área de Criminalística de la Policía que le informó que, dado el contagio, se decidió poner un freno a la investigación. “Lo principal para nosotros, y la bronca, es que mi tío aparentemente se pega un tiro y fallece de coronavirus, por lo que no se puede hacer la autopsia ni seguir la investigación”, relató.

Lorena lamentó que debido a este resultado “nos frenan la entrega del cuerpo, la autopsia, y quedó todo parado aparentemente hasta el lunes”. También dijo que se levantó la guardia policial en Laguna Blanca por la situación sanitaria.

José padecía de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y su familia cree que no podría haber estado asintomático en caso de tener coronavirus. “No sé cuándo podría haberse contagiado. Voló el virus hasta allá, se pega un tiro, sigue vivo y tenía coronavirus; nos están metiendo un coronavirus que para mí no existe, estamos esperando que se pueda hacer otro hisopado, saber si se contagió apenas entró“.

Lorena puso énfasis en que se trata de un caso super raro”, y consideró que en las condiciones de absoluto aislamiento en las que se encontraba el hombre “es imposible que haya tenido coronavirus y que haya estado bien hasta el momento en que se pegó el tiro, que siguiera respirando”, planteó.

Insistió en que José se mantuvo vivo durante 24 horas vivo con dos o tres infartos que sufrió antes de llegar al sanatorio local: “quiero que alguien me explique cómo dio positivo, de dónde salió, cómo tenía el virus y estaba bien, era asintomático, no tenía vinculación con nadie, es imposible”.

“Están manoseando el cuerpo de mi tío, no sabemos cómo lo van a entregar y tampoco sigue la investigación”, agregó respecto a un caso que, según la familia de José, debería continuar bajo investigación hasta llevar tranquilidad a todos sus allegados.

 

FUENTE