Salta: Juzgan a dos hombres vinculados con un transporte de 79 kilos de cocaína


El Tribunal Oral Federal N°2 de Salta dio inició el miércoles al juicio oral y público requerido por el fiscal general Francisco Snopek, de la Unidad Fiscal Salta, quien en el alegato de apertura detalló la acusación contra J. C. S. C y N. M. A. por el delito de transporte de estupefacientes agravado por el número de intervinientes.

Parte de las pruebas y argumentos de la acusación fueron presentados por el fiscal Snopek junto a la auxiliar fiscal Roxana Gual ante el tribunal, presidido por el juez Abel Fleming e integrado por Domingo Batule y Gabriela Catalano como vocales.

La auxiliar fiscal indicó que la acusación surge de un procedimiento realizado por efectivos de Gendarmería Nacional, el 12 de diciembre de 2019, en la ruta 68 a siete kilómetros del acceso a Cafayate. “En el control vehicular, los gendarmes detuvieron dos camionetas VW Amarok, en las que viajaban los hermanos Branco y Ezequiel Villegas y Rodolfo Cruz, quienes llevaban 79 kilos de cocaína en los tanques de combustible de los rodados”, relató. Por este hecho la fiscalía llevó a juicio a los tres detenidos, quienes el 15 de julio de 2020, y a instancia de los argumentos y pedido de pena requeridos por el fiscal Snopek, el Tribunal Oral Federal 1 los condenó a penas de siete años de prisión.

Luego de aportar otros detalles de dicho procedimiento, entre ellos que la droga secuestrada tenía una pureza de 83 al 95 %, la auxiliar señaló que “la fiscalía no se quedó con los resultados de dicho procedimiento, sino que se profundizó la pesquisa. Y como resultado de ello, ahora traemos a juicio al resto de la organización”. De acuerdo a la representante del Ministerio Público Fiscal, los dos acusados en el nuevo juicio “prestaron una importante colaboración en la maniobra del transporte, ya sea en la provisión de elementos claves para el traslado o el aporte de contactos para la obtención de la droga”.

Calificación penal

La funcionaria del MPF indicó que uno de ellos cruzó hacia Bolivia con los hermanos Villegas a buscar la cocaína y que incluso los acompañó desde la frontera hasta la ciudad de Metán, en el sur de Salta, donde abordó un micro rumbo a Mendoza, de donde son oriundos los condenados principales del caso.

Por su parte, el fiscal Snopek reforzó la acusación y señaló que al ser detenidos los hermanos Villegas en Cafayate, uno de ellos tenía en su poder el teléfono celular del mismo acusado, razón por la cual consideró que tuvo una participación necesaria y en la continuidad del delito imputado. Con respecto al otro imputado sostuvo que su rol fue en el mismo grado de participación.

Así, y con la proyección de videos, fotografías y otras pruebas producidas por la fiscalía, el fiscal Snopek consideró que se encuentra probada la responsabilidad de los dos acusados, para quienes pidió una pena de siete años de prisión.

Los defensores de ambos acusados, en tanto, rechazaron la acusación presentada por la fiscalía, a la vez que postularon su inocencia.

Concluidos los alegatos de apertura, y en vista de que los dos acusados optaron por no declarar por el momento, el tribunal dio paso a la etapa testimonial, oportunidad en que la defensa presentó varios testigos de concepto, entre ellos amigos y parientes

Sobre uno de los acusados, dijeron que se trataba de un trabajador de campo en Mendoza, donde llegó hace aproximadamente diez años y comenzó a trabajar en la plantación de verduras en la finca de un tío. También coincidieron en sostener que poseía una camioneta VW Amarok y que solía viajar a Bolivia, según dijeron, a visitar a sus padres.

La fiscalía, en tanto, expuso a los jueces varios audios en los que se dejó expuesta la relación entre los dos acusados y el resto de la organización, detenida y ya condenada, como así también presentó a uno de los investigadores del caso, cuyo testimonio quedó pendiente para la próxima audiencia.

Fuente: Fiscales.gob.ar

FUENTE